¿Quién eres?

Leer →
Apareció sin avisar, como quien no quiere la cosa. Estaba detrás de la puerta de casa, esperando, paciente, semiocul...
Publicado por : rubén cabecera soriano
0 Comments

Del rencor.

Leer →
Me sorprendéis, realmente me sorprendéis. No guardáis rencor, por nada. No sé si esto es exclusivamente vuestro, lo que ...
Publicado por : rubén cabecera soriano
0 Comments

Madres.

Leer →
Hace algún tiempo que no encuentro mejor regalo, por más que intente buscarlo en los pocos ratos que me expolio a mí mism...
Publicado por : rubén cabecera soriano
0 Comments

La casa sin puerta. Parte vii y final.

Leer →
Desapareció. Sin más. Sin decir adiós, sin que pudiera conocer su nombre o llegase a averiguar la verdad que escondía aqu...
Publicado por : rubén cabecera soriano
0 Comments

La casa sin puerta. Parte vi.

Leer →
Me asusté, no sabía muy bien qué hacer. Como es obvio no esperaba ver allí a mi madre, cómo se me podría siquiera haber p...
Publicado por : rubén cabecera soriano
0 Comments

La casa sin puerta. Parte v.

Leer →
Casi no pude dormir en toda la noche. Mis padres se enfadaron mucho conmigo. Cuando salí de la casa del nuevo y des...
Publicado por : rubén cabecera soriano
0 Comments